Have you ever been abroad? Algunas razones por las que deberías hacerlo

¿Alguna vez has tenido la oportunidad de estudiar, trabajar, hacer un voluntariado o simplemente disfrutar de una larga estancia en el extranjero? Si no es así, créeme que te estás perdiendo algo.

 

Curiosamente, tengo grabada en mi memoria la primera vez que oí hablar de lo que era una beca Erasmus. Tener la oportunidad de estudiar en una universidad europea, de aprender un nuevo idioma y de convivir con gente de diferentes nacionalidades y bagajes culturales… Eran factores que, ya con 14 años, llamaban mucho mi atención. De hecho, cuando llegó el momento, no desaproveché la oportunidad y me fui a la Universidad más al norte del mundo. Sin embargo, para embarcarte en este tipo de experiencias, no es imprescindible un marcado espíritu aventurero.

El porcentaje de estudiantes que se plantea realizar una beca Erasmus crece anualmente, de mismo modo que lo hacen las becas de la UE para este programa. De hecho, para 2017 se invertirán hasta 2.500 millones de euros en El Programa Erasmus+. Este programa, que ha superado su 30 aniversario, ha evolucionado mucho y actualmente no cierra la opción de movilidad sólo a universitarios, sino que también permite que estudiantes de Formación Profesional, Postgrado o deportistas se beneficien de dicha experiencia internacional.

 

Y es que, ¿qué me puede aportar realmente una experiencia de este tipo?

  • Aprender Idiomas. Una de las principales ventajas que, considero, puede aportar el realizar una estancia de cualquier tipo en el extranjero, es la posibilidad de desenvolverte en un nuevo idioma. El contacto diario con personas de diferentes nacionalidades es un método infalible mediante el que poder aprender o mejorar en uno o más idiomas.
  • Otra de las múltiples ventajas que pueden aportarte estas experiencias es la posibilidad de trabajar o colaborar en ambientes multiculturales. El trabajo en equipo, las diferentes perspectivas a la hora de resolver una misma situación, los imputs que diferentes bagajes culturales pueden aportar en la elaboración de un trabajo, etc. son muchos de los factores que hacen que el día a día en el trabajo o la universidad sean mucho más enriquecedores, y pueden llevarte a crecer mucho a nivel profesional.
  • Salir de tu zona de confort. El cambio radical que supone dejar tu día a día para embarcarte en una aventura que te llevará establecer tu rutina en otro país, es sin duda una experiencia que probablemente te hará crecer a nivel personal, y que te permitirá descubrir que hay otras realidades y modos de vida, muy diferentes aquella a la que estás acostumbrado/a.
  • Valerte por ti mismo/aEn este tipo de nuevas situaciones, tendrás que desarrollar soluciones creativas para desenvolverte en situaciones que anteriormente no suponían un problema para ti. Aprenderás a gestionar la frustración, a tomar decisiones, a comunicarte de un modo más eficiente, y probablemente llegarás a conocerte más a ti mismo/a.
  • Oportunidad de conocer y familiarizarte con otra cultura. En mi caso fueron los Sami, pero son muchos los colectivos, ciudades o personas que pueden llegar a fascinarte, abrirte los ojos a otra realidad y despertar tu interés por su historia y modo particular de ver la vida.
  • Descubrir nuevos ámbitos de interés. Al ir a un lugar nuevo, con gente nueva y rutinas nuevas, se despertará en ti un gran curiosidad por temas que anteriormente no te la habían suscitado. Es una buena oportunidad también para dedicar tiempo a nuevas actividades, dejarte llevar por compañeros con hobbies muy diferentes para ver qué te parecen y, quién sabe, quizás descubras una nueva pasión.

 

“Viajar es descubrir que todo el mundo estaba equivocado con esos países” (Aldous Huxley)

 

No obstante, las dudas cuando empieces a pensar en realizar este programa y los argumentos que escucharás en contra de hacerlo serán muy variados:

  1. No quiero que me baje la nota media”: Posiblemente te bajará, pero créeme, valdrá la pena.

Además de que una experiencia internacional enriquecerá posteriormente tu curriculum vitae, te va a aportar tantas cosas positivas a nivel académico y personal que, a pesar de que tu nota media decrezca al tener que hacer los trabajos y exámenes en un idioma que no es el tuyo, estarás satisfecho/a con el resultado.

  1. Es demasiado costoso

Es cierto que la calidad de vida de algunos destinos puede ser ligera o notablemente superior a la que tenemos en España. No obstante, hay un gran número de lugares en los que esta diferencia no va a ser tan significativa, como pueden ser Polonia, Portugal, República Checha, etc.

Cada lugar tiene su encanto y seguro que puedes encontrar una ciudad que te resulte interesante y se ajuste a la expectativa de gastos que tienes en mente.

  1. Los Erasmus sólo salen de fiesta y no aprenden nada

Por supuesto, cada persona puede sacar partido a una misma situación de un modo muy diferente, dependiendo de nuestros intereses, gustos y prioridades. Si alguien tiene entre sus prioridades dedicar su tiempo y dinero a estas actividades lúdico-festivas, probablemente está en su derecho de hacerlo.

No obstante, la persona que se dedica sólo a salir de fiesta durante el Erasmus, probablemente tiene los mismos hobbies en su lugar de residencia habitual. Por tanto, aún en esta situación, que no es la única elegida por los estudiantes que deciden optar a este tipo de beca, podemos sacar en positivo que se relaciona con personas diferentes y mejora el idioma del país en el que se encuentra.

 

Cómo una estancia en el extranjero puede aumentar tu futura empleabilidad 

Como se destaca en esta infografía (sacada de la web de la Comisión Europea) la empleabilidad de aquellos estudiantes que han cursado estancias en el extranjero es significativamente superior a la de aquellos estudiantes que no han tenido dicha oportunidad o que han preferido no hacerlo.

Los motivos por los que tu futura empleabilidad puede mejorar son diversos:

  • La importancia de los idiomas. El conocimiento de uno o varios idiomas puede ser una manera muy interesarte de diferenciarte con respecto a otros profesionales de tu mismo sector.

 

  • Ser conocedor/a de otras realidades y ser capaz de desenvolverte integrando todas ellas. Posiblemente has tenido oportunidad de ver cómo afrontan una misma situación personas con diferentes bagajes culturales y formativos y, lo más interesante, es que también serás capaz de poner todo ello en conjunto, aportando una visión global y sacando lo mejor de cada una de las partes.

 

  • Perfil internacional. Los idiomas, junto con el conocimiento de qué diferencias culturales pueden emerger durante el trabajo en equipo y cuál es la mejor manera de lidiar con ellas, te darán un conocimiento internacional que será de mucha valía y utilidad para empresas de implantación internacional o que tengan que colaborar con proveedores y/o clientes de otras procedencias.

 

“El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en ver nuevos lugares, sino en tener nuevos ojos” (Marcel Proust)

 

Por muchos motivos, éste fue para mí un punto de inflexión, y es por ello que siempre seré una gran defensora de la buena utilización de estos programas. Mi consejo es que, tengas la edad que tengas, éste puede ser un buen momento si te lo estás planteando.

¡Anímate! Nunca es demasiado tarde.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s